Simpson, ¡no esperé 18 años para esto!

Finalmente, ayer fui a ver la película de Los Simpson…


Para los que aún no la vieron, les recomiendo que se queden en el cine hasta que terminen todos los títulos, y que dejen de leer esta nota acá.

Ahora bien, para los que si la vieron: mi opinión sobre el tan esperado largometraje…

Siempre me había preguntado por qué no hacían una película de Los Simpson y ahora tengo la respuesta: para qué hacer un film cuando existen los capítulos dobles (como “¿Quién mató al Sr. Burns?”), que pueden llegar a ser mucho más interesantes y divertidos.

Hubo muchas cosas que no me gustaron

Para empezar, la presentación (yo me esperaba la clásica de la serie televisiva), está cortada! Es como si la hubiesen dejado por la mitad por falta de tiempo o algo así.

Por otro lado, no me gustó que los únicos protagonistas sean los integrantes de la familia Simpson. Algo de Moe, Apu, el Sr. Burns, Smitters, el director Skinner, los compañeros de colegio de Bart y Lisa, Krusty ‘el payaso’, Bob Patinio, etc., etc., etc., le habrían dado otro color al film, quizá hasta más amarillo.

¿Y Patty y Selma?
¿Qué es esa repentina relación tan cariñosa entre Bart y Flanders?, ¿y por qué Homero no reacciona (como es habitual)?
Otra cosa que no me convenció es que el ‘villano’ sea un personaje desconocido (ni siquiera me acuerdo el nombre), cuando podrían haber usado a uno de los malos más clásicos de la serie para generar una sensación de mayor odio entre los espectadores. De hecho, cuando la ciudad queda dentro del domo, podría haber entrado en acción el Sr. Burns (creo que ya lo estoy nombrando demasiado), en su clásico rol de lucrar con la desgracia ajena.

Creo que una de las mayores fallas que noté en la película es que… ¡no es cómica! Yo esperaba que con un film de Los Simpson me iba a descostillar de la risa en el cine, pero luego de esta experiencia prefiero comprarme el DVD de cualquiera de las 18 temporadas que seguro me hará reir mucho más (incluso las de los últimos años, que son las peores).

La crítica que viene ahora me puede generar algunos enemigos, pero lo voy a decir igual: la canción de ‘Puerco Araña’ (‘Spider Pig’) ¡no es graciosa! Hay cantitos memorables de la serie que son muy divertidas y podrían haber sonado en el film para dar muchos mejores resultados. Algunos ejemplos son ‘Soy Homero el malo’ y ‘No vives de ensalada’, entre otros.

¿Por qué la película no está dedicada a la memoria de Maude Flanders?

Por último, la trama en sí…el tema del domo, ver que la familia más famosa se va a vivir a Alaska, y el hecho que no haya vida cotidiana de los Simpson (fábrica nuclear, escuela, mini-súper, taberna de Moe, etc.)…mmm…

Pero bueno…¡no todo es malo! Acá van las cosas que sí me gustaron del film.

Las alegorías a las películas de Disney me hicieron reír mucho. Cuando Homero y Marge están en la cabaña apunto de tener un momento romántico y los animalitos del bosque entran al mejor estilo ‘La Cenicienta’ y ‘Blancanieves’, los realizadores nos hacen entender: “los que hacen películas animadas son ellos, nosotros sólo nos estamos divirtiendo”. ¡Y claro! Hacer la película de Los Simpson fue una idea millonaria. Si no fuese por el dinero, no la habrían hecho; y es esto justamente lo que explica las falencias del film.

De hecho, el film comienza con una película de Itchy & Scratchy en el cine y Homero quejándose porque eso lo podía ver en su casa totalmente gratis (Los Simpson es para nosotros lo que para la familia amarilla son Itchy & Scratchy).

Schwarzenegger como presidente de Estados Unidos, las clásicas críticas al gobierno y a la burocracia son siempre brillantes.

Las últimas cosas que nombré son del clásico humor Simpson y es justamente por esto que las destaco. No obstante, los momentos sagaces son pocos porque el film es puramente comercial y ampliamente “apto para todo público”.

Por último, creo que lo mejor de todo es lo que pasa en los títulos (lástima que la mayoría de la gente se levanta antes y se va). En ese momento hay dos hechos memorables:
¡Magie dice su primera palabra! (sin contar el capítulo en el que dice “papi”) ¿Acaso no la escucharon?… Previniendo que la película sería todo un éxito, la beba exclama “¡secuela!” (y yo grito “¡Por favor, NO!”).

Bastante más adelante en los títulos, los residentes de la ciudad cantan el himno (inexistente) de Springfield, que tiene la música de La Marseillaise.

Pero por otro lado, dejar estar perlitas para los títulos resulta por lo menos extraño y dealentador.

Mi comentario cuando salí del cine fue: “me gustaron la alegoría a Disney y los títulos”; el comentario de mi compañero fue “¡tuvieron una hora y media!”.

Los capítulos de media hora se saben aprovechar mejor…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: