Necesito Lutherapia! (o alguna otra terapia)

Anoche fui a ver Lutherapia de Les Luthiers al Gran Rex.
Muy bueno, me reí mucho. Pero no voy a hacer aquí una crítica del espectáculo
Este tema de la ‘Lutherapia’ me dejó pensando un poco...

Últimamente no me banco a la gente. Sí, ya se. No es lo que se espera que diga una comunicadora, pero no voy a mentirles!
Creo que no me banco a la gente por el exceso de mala onda (mía y de ellos).
Ojo, yo trato de ponerle garra, pero en un día entero, el 72% de la gente que me cruzo emana negatividad! Y yo, claro, la absorvo.

En el colectivo: Me molesta que el colectivero no me salude a la mañana; que la gente me empuje sin necesidad; que cuando se desocupa un asiento los muchachos parados se sienten en vez de darnos lugar a las señoritas; que las viejitas justicieras reclamen de mala gana que le den el asiento a tal o cual…pero oiga!, usted no sabe si yo no tengo alguna enfermedad, discapacidad, un morral muy pesado, u otro motivo no aparente que me de el privilegio de sentarme!
En el trabajo: Que no haya café preparado o que esté feo; que a primera hora me pidan cosas; que no haya música en la oficina; que las cosas no estén en tiempo y forma.
En la facu: Que hablen en clase; que los profesores se tomen 40′ de recreo cuando dicen que a los 20′ están de vuelta; que las clases sean poco productivas.

En fin…hay más cosas que me molestan!, y quiero creer que a ustedes los ponen de mal humor cosas similares durante el día.

La solución no es quedarme encerrada en mi casa…Primero porque no puedo dejar de trabajar y estudiar, y segundo porque hoy estoy en mi casa y no estoy necesariamente super optimista y alegre…Claro, tengo la resaca de mala onda semanal, que despierta los domingos.

Entonces propongo algunos tips para disminuir la mala onda con conocidos y desconocidos durante la semana:
1- Contar hasta 20 antes de reaccionar.
2- Decir más amenudo: Hola; Buen día; Cómo estás?; Por favor; Gracias; Suerte! (y cosas por el estilo).
3- Subir al colectivo pensando que no vamos a conseguir un asiento. Porque si subimos con la idea de sentarnos y quedamos parados todo el viaje, después vamos a estar todo el camino tirando mala onda en silencio a los afortunados que están en los asientos.
4- Llevar facturas al trabajo.
5- Llamar a alguien con quien tengamos ganas de hablar (y no llamar a los que sabemos nos van a pasar su negatividad!)
6- Dejar para mañana lo que podemos hacer hoy.
7- Comer chocolate, tomar café.
8- Desconectar todos los teléfonos cuando estamos insoportables!
9- Mentir piadosamente.
10- Tener un blog para desahogarnos.

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: