¿La carne es débil?

Estuve hablando con algunas mujeres que le son infieles a sus respectivas parejas. Cuentan sus historias como hazañas y aventuras. A mi, la verdad, me da bastante lástima…porque después de charlar un rato, supe que sentían culpa pero también mucha cobardía…y la mayoría no se animaría a admitir esto.

Aman a sus parejas, no pueden vivir sin ellos, se mueren si las dejan, los matan si las engañan. Pero ellas los engañan. Claro está que nunca les dijeron la verdad (ni creo que lo hagan).

¿Acaso si ellos no se enteran, no sienten dolor? Creo que nos encontramos ante un dilema del tipo: Si un árbol cae en un bosque y no hay nadie para oírlo, ¿hace ruído?

Yo creo que en ambos casos la respuesta es sí.

Casualmente hoy encontré una nota sobre adictos al sexo en Perfil.
¡No estoy diciendo que estas mujeres sean adictas al sexo!, pero en la nota los adictos hablan sobre los síntomas, los impulsos, los problemas que trae y cómo controlarlo.

¿La carne es débil?, bueno, lo cierto es que somos animales que razonan. La tentación existe, pero ceder es decisión y responsabilidad de uno. Y si uno está en pareja, ya de por sí hay un pacto de 2 que no merece romperse. Y si se rompe, el otro debe saberlo.
Yo soy fiel a ese pacto, y por sobretodo, fiel a mí misma.

Hace ya un tiempo que vengo diciendo: “el mundo está hecho de los valientes”.

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: