La Mudanza I

Desde aquel día de marzo en que fui a pagar un nuevo mes de alquiler del departamento en el que vivo hace casi 2 años le vengo preguntando a la señora de la inmobiliaria (que nucna sabe nada) si la dueña me iba a renovar contrato. Hasta junio la respuesta fue: “No te preocupes, está muy contecta con vos. Seguro que renueva”.

No sé por qué nunca tuve esa certeza, y no sé por qué no me daban una respuesta más concreta. Mi paranoia de siempre me decía que algo andaba mal, pero mi familia me decía que no me preocupe.

El martes pasado fui a pagar el alquiler de julio y por quinto mes consecutivo hice la gran pregunta. La respuesta me encabronó:
– “Ah… si, hablé… la dueña me dijo que lo tiene que hablar con el marido, pero dice que está muy contenta con vos”.
Quería tirarle los impuestos del mes por la cabeza, pero en vez de eso, dije:
– “Mira, desde marzo te estoy preguntando si me renueva. Estamos a julio y aún lo esta pensando, y yo tengo un mes y medio para buscar algo. Decile que hoy empiezo a buscar algo, y que si está tan contenta conmigo que piense que le puede caer un inquilino que no le pague a tiempo o que le destruya el departamento”.

– “No te preocupes Leila, en la semana te llamo para contarte las novedades”.

El miércoles por la noche llegué a mi casa y escuché en el contestador un mensaje de la señora de la inmobiliaria que quería comentarme algo acerca de la ‘renovación del contrato’. Aunque eran las 20hs (hora de cierre), llamé:
– “La dueña está muy contenta con vos, pero su hijo va a ir a vivir al departamento en el que estás ahora”.
Yo pensé:  “¡La dueña es una turra!, ¿cómo no me dijo esto en marzo?, ¿de dónde saco un departamento para mudarme ya?”… pero sólo le dije: “Ahh… bueno, entiendo. Te pido que si tienen algo para ofrecerme me llames, y te hago una pregunta… si consigo algo para irme antes de lo previsto, ¿qué pasa?”
– “Y… si te vas antes, perderías el depósito. Pero se puede llegar a hablar, porque ella es la que no te quiere renovar el contrato”.

¡Pero más vale que eso lo vamos a hablar! Esta gente cree que por ser dueña del departamento en que vivis, puede avisarte 45 días antes que te busques otra cosa.

Esa misma noche mandé mails a muchas inmobiliarias y mañana, después de 2 años, tengo una cita para ver departamentos. Claro que ahora mis exigencias subieron: “Se busca depto. de 2 amb. con cocina separada y balcón en Ramos Sur, cerca de Av. de Mayo y Riv.”

Desde hoy, voy a contar en este blog el ‘reality’ de algo que nos pasa a muchos y es considerado como una de las cosas más estresantes de la vida: la mudanza.

  1. La Mudanza II « La vidriera
  2. La Mudanza IV: los servicios y yo « La vidriera
  3. Cómo ser una ama de casa geek « La vidriera Blog
  4. La Mudanza III | La vidriera Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: