La Mudanza III

Tras semanas de empacar un poquito cada noche al volver del trabajo llegó ‘el día de la mudanza’

El martes a la mañana me desperté a las 8 hs para guardar, antes de la esperada llegada del flete a las 9 hs, el último plato, el último vaso, el cepillo de dientes y demás pequeñeses.

A las 9:15 hsempezaron a llevarse todas mis bolsas, cajas y muebles para llevarlos a mi nuevo hogar. Alrededor de las 13 hs quedé liberada del flete pero atrapada entre un montón de ‘bártulos’. Desesperada empecé a acomodar lo más importante: la cocina.

Delivery de por medio, cuando dejé mi cama hecha decidí que era el momento de ir a la ferretería del barrio:
– El agua de la bacha de la cocina sale salpicando…
– ¿Tenés ‘fábrica de burbujas’?
– … ¿qué?

En ese momento sentí que todo era mucho más complicado de lo que pensaba, que nunca había tenido problemas con mi anterior canilla y que si aquella ‘fábrica de burbujas’ era algún artefacto imprescindible, yo no tenía la menor idea de qué era ni cómo utilizarlo.

– Es el piquito que se pone para que el agua salga bien. Mira (me mostró algunos modelos). Decime si la canilla tiene rosca adentro o afuera.
– ¿Rosca?
– La ‘fábrica de burbujas’ se enrosca. ¡Todas las canillas tienen rosca! Para que te venda la indicada me tenés que decir si la rosca la tiene adentro o afuera.

Por suerte mi mamá estaba en el depto para darme detalles sobre la rosca de la canilla para colocar la ‘fábrica de burbujas’… y yo empecé a creer que le estaban dando demasiada importancia al tema porque ¿para qué quería burbujas?

– Está adentro la rosca.
– Bueno, entonces tenés de metal y plástico. La de metal dura más…
– ¿Cuánto cuestan?
– La de metal $10 y la de plástico $4.
– Ok,quiero la de plástico.

Claro que la venta no terminó ahí. Necesitaba unas 5 cosas más de la ferretería, pero lo importante es que la ‘fábrica de burbujas’ que compré era la indicada para mi canilla (y no hace burbujas, sólo permite que el agua salga sin salpicar).

Más tarde fui a entregar el depto del que me fui y llamativamente los dueños me devolvieron el depósito porque ‘nunca entregaron tan bien el depto’.

Cuando me dejaron sola me di cuenta que tenía que bañarme, comer y dormir ahí, en ese lugar extraño y silencioso. Sin TV, sin teléfono, sin lugares comunes. Mi amiga que vive en el edificio no fue a darme la bienvenida y eso me llamó la atención… pero también pensé que lo hizo a propósito, ‘para que pueda acomodarme’ y me pareció bien pensado.

Cada ruido hacía que me levante de la cama para ver si ningún ‘hombre araña’ había trepado por los balcones para entrar a mi depto del 5to piso. Todos mis sueños de esa noche fueron sobre cosas de la mudanza…

La segunda noche fue sin miedos, pero al despertarme volví a sentir que estaba en un hotel, en un lugar ajeno a mí…

Lee toda La Mudanza:
La Mudanza I
– La Mudanza II

  1. #1 por Emilia el agosto 8, 2009 - 12:57 pm

    Jaja, me siento identificada!! te mando un beso grande, y a organizar algo para conocer el nuevo dpto!

  2. #2 por empresa mudanzas bilbao el julio 5, 2010 - 5:24 pm

    Yo me he mudado varias veces y siempre es un poco difícil adaptarse al nuevo lugar, es cuestión de paciencia y tiempo.

  1. La Mudanza VI: resumen del primer mes « La vidriera
  2. La Mudanza IX: la vecina « La vidriera Blog
  3. La Mudanza VIII « La vidriera Blog
  4. La Mudanza VII: la llave « La vidriera Blog
  5. La Mudanza IV: los servicios y yo | La vidriera Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: