Nueva ley de medios: la convergencia tecnológica y los nuevos miedos de los medios tradicionales

En el artículo 1 de la ley 26.522 ya se plantea como objetivo el aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que pueden ser un instrumento muy eficaz para acrecentar la productividad, la economía, generar empleo y mejorar la calidad de la vida.

En 20 años de medios y democracia, uno de los desafíos que ven Blanco y Germano en la sanción de una nueva ley de medios es aprovechar la capacidad de recibir varios servicios por una misma vía. Pero la nueva ley impide que las compañías telefónicas brinden servicios de televisión paga (por cable o satélite) por temor a la formación de monopolios y a la convergencia de contenidos.

La convergencia tecnológica y el aumento de los servicios a través de Internet, TV abierta y TV paga no deben concluir en una producción y difusión de contenidos repetidos porque la libertad de elección del consumidor y el pluralismo de dichos contenidos son esenciales en la nueva ley. Esto aleja la posibilidad de que se generalice el “triple play”. También para cuidar al consumidor se limitó el tiempo de minutos de publicidad por hora de transmisión.

Al estar centrado el debate tecnológico en el “triple play” y la TV digital, nos estamos quedando, una vez más, atrasados respecto al camino y las necesidades que ya plantean los consumidores.

En el contexto que traza la nueva ley de medios, el concepto de medios de comunicación debe redefinirse. El consumidor ya no accede a contenidos de la forma tradicional porque Internet trae consigo un nuevo abanico de opciones que aún en nuestro país no se tiene en cuenta. Si se quiere hablar de convergencia tecnológica hay que empezar a pensarla en relación a las verdaderas nuevas tecnologías, que a nivel mundial ya no son Internet -símbolo de la década del ’90- y la TV digital –EE.UU. realizó este año el apagón analógico-.

Estos aspectos tecnológicos que no toca la ley comenzarán a mostrar problemáticas en relación a la producción y el consumo de los medios tradicionales. Paradójicamente, la limitación de los minutos de publicidad por hora puede ser el puntapié para que los canales comiencen a buscar alternativas online y formen parte de las más nuevas tecnologías.

Ante la falta de contenidos interesantes y el costo de la TV Paga, ¿la gente dejó de consumir TV? No. Pero el crecimiento de este consumo, lejos de orientarse a la producción local, se dirige a contenido extranjero. El consumidor está un paso más adelantado que los medios tradicionales y accede al contenido audiovisual a través de TV por Internet, aplicaciones para dispositivos móviles, radios que existen sólo online, y media centers (como lo son Apple TV, Boxee, o Wii Media Center), que conectan a los televisores para ver series, películas, podcasts o incluso canales de TV en EE.UU.

La nueva ley facilita la producción de contenido nacional pero una de las problemáticas que se presenta para los medios es si lograrán volver a atraer a la porción de consumidores que durante todo este tiempo de flaqueza de contenidos migró hacia nuevas alternativas. No sólo eso, seguimos siendo víctimas (y victimarios, claro) de la colonización cultural que advirtieron Mattelart y Dorfman en Para leer al pato Donald, y la nueva ley claramente quiere combatir esto también.

Aunque la nueva ley de medios da muchos pasos hacia adelante en la regulación de los medios audiovisuales, la producción de contenidos nacionales y la incorporación en la agenda del tema de la TV digital, será difícil recuperar a quienes en todos estos años se vieron obligados a buscar alterativas de contenidos más interesantes a los ofrecidos por la TV abierta. No es casualidad que en América Latina la penetración de TV paga sea del 28,2% y que para 2015 se espere sea del 50%.

Además, es importante destacar que la brecha digital disminuyó mucho en los últimos años. Hoy el 57% de los argentinos tiene acceso a internet, y casi la mitad de estos usuarios usa redes sociales. Los consumidores online son muchos como para ignorarlos en esta reorganización de los medios y contenidos que estamos atravesando.

Por otra parte, la pauta publicitaria este año creció un 40% y para 2011 se espera una mayor alza. Especialmente, se notará un crecimiento relevante en los medios digitales, a causa de la nueva reglamentación para la publicidad en la TV y la radio. Es por esto que los medios tradicionales están corriendo a contra reloj para explotar su creatividad y tener una fuerte presencia online.

Un ejemplo de esto lo pude ver en noviembre de este año en el marco de un seminario sobre Medios Digitales que organizó la Cámara Argentina de Anunciantes (CAA), cuando un grupo de productores de Telefé manifestó su preocupación frente a la disminución de minutos por hora destinados a publicidad que establece la ley, que ahora comprende también a la publicidad no tradicional (PNT). ¿Los medios audiovisuales estarán dispuestos a perder inversión publicitaria? Claro que no, pero para lograr su objetivo deben enfrentar un nuevo problema y rearmar su estrategia. De esto están empezando a tomar conciencia.

Con respecto a esta problemática, una alternativa posible es producir contenidos exclusivamente online en paralelo a la producción tradicional. Por ejemplo, los espectadores podrían ver por Internet escenas exclusivas de personajes secundarios de una telenovela que se transmite por televisión. En cuanto a las radios, Cadena 100 es la pionera al lanzar su sitio web 100 Radios, donde cada canal emite música diferente. Otra cuestión a repensar en plataformas online son los sorteos, que la ley de medios ahora regula.

Internet muestra hoy nuevos espacios para vender pauta y es una oportunidad para los canales y radios, dado que ni la ley de medios ni ninguna otra ley reglamenta el contenido y la publicidad online. También es una buena ocasión para los consumidores, que gracias a las limitaciones que la nueva ley impone a los canales podrán acceder a contenidos novedosos no sólo a través de los nuevos medios, a los que se acostumbraron a usar en los últimos tiempos, sino también a través de las vías tradicionales. Esta sería la convergencia ideal entre viejas y nuevas tecnologías.

Por último, la nueva ley de medios se posiciona en contra de los monopolios y una de las medidas para combatirlos es controlar las licencias cada 2 años para que con la digitalización un licenciatario no multiplique sus señales, dado que este sería un nuevo modo de concentración. Pero frente a las nuevas alternativas que los medios tradicionales están pensando para no perder inversión publicitaria, me pregunto: ¿acaso no es un nuevo modo de concentración que la TV abierta y la radio posean además sitios online con contenido interactivo y estos estén patrocinados de forma abusiva y descontrolada por anunciantes?

Para concluir, la ley trae a la agenda, en cuanto a las nuevas tecnologías, el tema de la TV digital pero no se ocupa de TV y radio online, podcast y las nuevas formas de consumo. En cuanto a la publicidad en medios audiovisuales, la regula sólo en TV y radio. En la segunda década del siglo XXI, pareciera que Internet no es aún considerado un medio de comunicación audiovisual en nuestro país a pesar de la increíble cantidad de contenidos que la componen y la penetración que está logrando dentro de los usuarios y consumidores. El consumidor no está parado en el mismo lugar que antes y los medios deben preocuparse por ir a buscarlo porque corren el riesgo de no poder alcanzarlo.

Ahora con la sanción de la ley, los productores de contenidos y gerentes comerciales también están parados en un nuevo lugar: producción de contenidos innovadores y mantenimiento de la inversión publicitaria. Los usuarios que consumen contenidos online están desprotegidos ante la avalancha de nuevas opciones digitales de los medios tradicionales y el ingenio publicitario por acaparar su atención ¿Qué ley puede protegerlos?, o más acertadamente: ¿cuándo podrá salir una ley respecto al contenido y la publicidad en Internet, si hay medios tradicionales que siguen intentando trabar la vigencia de la flamante 26.522?

Por Leila Aisen

  1. Tweets that mention Nueva ley de medios: la convergencia tecnológica y los nuevos miedos de los medios tradicionales « La vidriera Blog -- Topsy.com
  2. Nuevos medios o miedos!! | Comunidadores - Comunidad de Comunidadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: