Archivo para la categoría Relaciones

Las curiosas excusas de los hombres para hablar de nuevo con una mujer

El comportamiento natural de conquista de un hombre se ve muy afectado cuando la mujer pierde interés. Claro que él no cree esto, sino que elige pensar que es histérica y no le habla por motivos ocultos. El orgullo masculino es más fuerte que cualquier explicación racional que podamos dar.

Sucede que en esta situación en la que una mujer le deja de hablar a un hombre, si él tiene interés en ella, en algún momento volverá a hablarle con una excusa tonta o rara. Pueden pasar días, semanas, meses, pero siempre intenta hacer de cuenta que no pasó nada en el medio.

Con mis amigas estuvimos recordando algunas de las excusas que nos parecen más divertidas:

SMS erróneo: De pronto te llega un sms del estilo “máquina, entonces hoy a las 9pm el picadito, no?” Vos caes como tonta y le respondes que se equivocó de número, y él te dice “Uy, es que Máquina y Marina son casi iguales. Cómo estás, tanto tiempo?”

Chat al azar: “Hace mucho no veo a tu gato/perro”

Estado de Facebook: Escribis algo en Facebook y te llega un chat comentándote algo al respecto. Por ejemplo: Post: “Qué buena cena, chicas! La torta de chocolate fue lo mejor!” Mensaje de chat: “Uy, me tentaste con esa torta! Cómo estás?”

Por un tweet: Twiteas un link interesante y de pronto te llega un chat muy analítico: “Justo estaba pensando en la semiótica de la imagen en relación a esa película que mencionas. Y la verdad que cuando la vi me pasó que lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis dolore te feugait nulla facilisi (…)”

El sueño: Vos estás online 24/7, pero en un momento de pronto él te dice: “Qué casualidad que estés conectada, porque anoche soñé con vos…”

El colgado: “Estaba revisando unos chats viejos y vi que somos unos colgados! Cuándo nos vemos?”

Fav: No te habla, pero le da fav a todos tus tweets, fotos de Instagram o whatever.

Fenómeno natural/energético: De la nada, le preocupa que la apocalipsis llegue a tu puerta: “Che, en tu casa hay luz? Se inundó por ahí?”

Vencimiento: “Me había olvidado que tengo un cupón para cenar que me vence hoy, y es para dos persona. Vamos?”

Planificación de vacaciones: “Che, qué hacías? Estoy planeando un viaje a Mar de Cobo y me acordé que vos fuiste! Nos juntamos y me das algunos tips?”

No se le ocurrió nada mejor: “Celes, no lo vas a creer pero el otro día me regalaron una chomba celeste y me acordé de vos. Cómo estás?”

Casualidad: “El otro día en un cumple me crucé con el hermano del ex novio de tu amiga del colegio y me preguntó por vos. Así que te pregunto: cómo estás?”

Comment: No te habla pero te deja comentarios en todas tus fotos y posteos.

El aviso: “Qué tal? Voy a dejar de usar MSN porque cierra, así que te quería pasar mi Gtalk. Bueno, en realidad voy a usar el mismo mail… pero bueno, qué hacías?”

El stalker: “Ey! Estoy a 2 cuadras del lugar donde acabas de hacer chek in. Que causa-lidad :p Paso a saludar?”

El goma: “Estos días de frío me recuerdan a cuando pasábamos el día en la cama haciendo cucharita y comiendo chocolate… No me digas que estabas haciendo eso mismo ahora :p”

El “superado”: Te dice: “Cómo estás che, tanto tiempo?”. Le decis: “Todo bien y vos?”. Te dice: “Bien! Bueno, quería que te enteres por mi que estoy con alguien. Nos conocecmos hace 2 semanas, pero es todo muy intenso y estamos muy bien. Vos estás en algo?”. Le decis: “Ah, qué bien! No, no estoy en nada pero estoy re bien igual”. Te dice: “Ahhh.. y hoy haces algo o quizás podemos ir a tomar algo, no sé”

Revival: “Nena! Te acordas ese día que tomamos un helado? jaja qué loco! Hace un calor hoy… re da para tomar helado ;)”

El desubicado: “Espero que no lo tomes a mal, pero quería saber si seguís teniendo esa fantasía de hacer un trío con dos flacos, porque lo estuve pensando y creo que es algo que haría por vos”

Destiempo: “Te va a parecer loco, pero pensé en todo lo que me dijiste hace unos meses y tenías razón. Cambié mucho. Me gustaría invitarte a tomar algo y demostrártelo”

El insistente: “Hola!”…. “Hola, qué tal?… “Estás?”…. “Cri cri”… “Estás viva?”…

Mudanza: “Cheee, no lo vas a creer, pero ahora vivo a 5 cuadras de tu casa. Aún no conozco bien el barrio, así que cuando quieras hacemos recorrida!”

El viaje: “Todavía tengo el regalito que te compré en mi viaje del verano pasado. Ya va a ser Navidad! A ver cuándo nos vemos, nena!” (Gracias Florencia!)

Sin excusas: Esta es la que más nos gusta, pero la que menos pasa. ” Te extraño y quiero verte de nuevo”

Otras excusas de las  que hayan sido ‘víctimas’ son bienvenidas :p

 

Conocé mi nuevo blog de viajes: https://amarviajarblog.wordpress.com/ 

Anuncios

, , , ,

4 comentarios

26 cosas que los hombres deberían saber sobre las mujeres

Hace unos días, mi amiga Dafnu me pasó a mí y a otras amigas un post llamado 28 cosas que aprendí sobre los hombres, que nos puso a charlas sobre el tema. A mí, particularmente, me dieron ganas de escribir un post sobre las mujeres, para que vean que no somos tan difíciles de comprender. Mucho más en esta época de exceso de histeria masculina.

Todo esto surge de largas conversaciones que mantengo con amigas desde hace años, y trato de reflejar lo que le pasa a la mayoría.

Decidí escribir este post en tercera persona y, como tengo 26 años, la lista tiene 26 cosas que los hombres deberían saber sobre las mujeres:

  1. Cuando una mujer dice ‘no’, significa ‘no’. Muchos hombres creen que el ‘no’ es un ‘sí’ siempre y se vuelven insoportables insistiendo. Quizás sea culpa del ego masculino o de Arjona, pero créanme que si una mujer quiere algo, no cierra las puertas así con un ‘no’ rotundo.
  2. No todas las mujeres son histéricas. Sí, hay muchas, pero no todas. Así que no traten a todas igual ni esperen lo mismo de todas.
  3. Las mujeres necesitan que les hagan cumplidos. Un ‘qué linda estás’, ‘qué bien te queda eso’ y demás, son del tipo de dichos que dibujan una inocente sonrisa en la cara de cualquier mujer. Dale, no les cuesta nada. Al fin de cuentas, ellas se ponen lindas para ustedes en una cita.
  4. La mayoría de las mujeres no tiene sexo en la primera cita. No es que no quieran (o no siempre), pero suele ser una de esas reglas que no quieren romper. No se pongan en molestos insistentes porque es una situación incómoda, quedan mal, y pierden chances de una segunda cita.
  5. No todas las mujeres quieren casarse y tener hijos. Es muy común que los hombres piensen que siempre las mujeres quieren algo serio desde el primer día, y muchas veces no es así (o incluso la historia es al revés). No sean tan prejuiciosos y aprendan a escuchar lo que ellas quieren.
  6. A las mujeres les encanta el sexo. Ese mito de que los hombres siempre tienen ganas y a las mujeres les duele la cabeza ya fue desmentido en la época de María Antonieta. Cuando ellas quieren, ustedes también tienen que ser ‘gauchitos’ y ocuparse de que pasen un momento placentero. Ah, y las mujeres también tienen fantasías.
  7. Ser un caballero suma. A las mujeres les encanta que las traten como princesas: que las pasen a buscar o las esperen en la parada, que les abran la puerta, que les sirvan la bebida en el vaso… Son detalles que suman mucho, demuestran interés y las hacen sentir especiales.
  8. Nunca hay que ser más coqueto que ella. Los hombres que tardan más tiempo que ella en bañarse o arreglarse suelen hacer sentir a la mujer como ‘descuidada’. No está mal que estén bien arreglados, pero la coquetería es femenina.
  9. Mentiras piadosas. Seguro que si empiezan a salir con una chica, ella les va a preguntar de sobre sus ex, sus amores frustrados, sus sueños rotos, e incluso si tuvieron en la cama alguien mejor que ella. Bueno, NADIE quiere saber lo maravillosa que era una ex o lo buena que era para el sexo oral, así que eviten la sinceridad brutal en la respuesta. Las mujeres preguntan estas cosas por algún extraño motivo, pero en el fondo no quieren saber detalles, y mucho menos sentirse menos que otra. Ya lo dijo Sabina, “ella prefería escuchar mentiras piadosas”.
  10. Si ella cancela, por algo será. A veces una chica les puede cancelar una salida con una excusa tonta o con poco aviso. La explicación a esto es muy simple: las mujeres no son complicadas, pero tienen complicaciones, como ser la menstruación y el no estar depiladas.
  11. Si una mujer te manda un mensaje, no significa que está enamorada. Las mujeres suelen ser más impulsivas que los hombres, y si empiezan a salir con alguien, quieren estar comunicadas con él. Que una chica les mande un mensaje, un mail, un PIN, un WA o que los llame, NO significa que está enamorada ni que quiere algo serio.
  12. No te metas con la familia y las amigas. Quizás ella se queja un montón de sus afectos, pero que ustedes critiquen a las personas que ellas más quieren y siempre ‘están ahí’, es otro tema, y les puede jugar muy en contra.
  13. Las mujeres necesitan tiempo con otras mujeres. Así como ustedes se juntan a jugar fútbol o a comer picadas, las mujeres también necesitan estos momentos, que pueden ser en un café, una casa, una disco, un spa, pero que da igual. No las limiten.
  14. “No tengo nada que ponerme”. No importa cuánta ropa tenga una mujer en su armario, nunca encuentran lo que creen que se vería mejor en ellas. No discutan ni vayan en contra de esto.
  15. A las mujeres les gusta que las cuiden. Preguntar ‘cómo estás’, ‘cómo llegaste’ o si necesitan algo son signos de humanidad y caballerismo.
  16. Importa lo que los hombres hacen y lo que los hombres dicen. Las mujeres le prestan atención a todo. Si les vendes el mundo de colores pero nunca tenes tiempo para verla, no creas que va a ser tan tonta de caer. Tengan respeto por las mujeres.
  17. No sean más impuntuales que ellas. Es horrible cuando una mujer llega a una cita antes que el hombre.
  18. Planifiquen las citas. En las primeras citas, es muy lindo que el hombre piense a dónde ir. Claro que ella puede aportar, pero dejarla decidir al 100% no es la mejor opción.
  19. No todas las mujeres quieren que les paguen todo, pero les gusta. Claro que ahora las mujeres trabajan y pueden pagar su cine y su cena, pero siempre es un lindo gesto invitarlas. Esto se suele hablar en algún momento de la relación, pero incluso en las situaciones de fifty-fifty, es lindo que las inviten a veces.
  20. Sorpresas. A las mujeres les encanta que las sorprendan. Una carta, un chocolate, un beso repentino, un regalo, un llamado en un horario raro. Todo suma.
  21. No a todas les gusta hacer ‘las tareas de la casa’. El hecho de que sea mujer, no significa ni ahí que le guste cocinar, limpiar, lavar los platos. Siempre ofrézcanle ayuda, porque ella también tiene sus obligaciones fuera de la casa.
  22. Las mujeres son sensibles. Necesitan que las escuchen, las acompañen y traten de entenderlas. A veces hay que tener paciencia.
  23. Las mujeres están mucho menos pendientes de lo físico que los hombres. Son ustedes los que tienen un esquema de puntajes para contarle a sus amigos qué tal estaba la flaca del sábado a la noche. Se fijan en la cara, las gomas, la cola, las piernas, si hay kilitos de más. Las mujeres ven el envase general, los ojos, las manos, la boca, y no se hacen un dramón por un par de rollitos. Vamos, que ustedes se cuidan mucho menos que ellas, no sean tan prejuiciosos y exigentes. Y nunca jamás les digan que están gordas o que otra es más linda que ellas.
  24. Un caballero en la vida y un tigre en la cama. Es conocido el dicho que dice algo así como “una mujer debe ser una dama en la vida, y una tigresa en la cama”, bueno, para los hombres aplica igual y es lo que las mujeres quieren. Si andan contando intimidades, chamuyando otras chicas y encima dejan entrever estos deslices, no son dignos de ninguna mujer.
  25. Los celos tienen un límite. Un poquito de celos está bien, porque hace que la mujer se sienta querida. Pero el exceso de celos genera una situación tensa, de persecución, e incluso cambia hábitos y las vuelve a ellas más celosas. Ojo.
  26. Siempre hay tiempo. Las mujeres no se bancan la excusa de ‘no tengo tiempo para verte’. Si te interesa, hacete el tiempo, porque no te va a esperar por siempre. No sos tan especial. Aunque hayan 2 mujeres por cada hombre, muchas deciden buscar otro hombre, quedarse solas o irse con otra mujer 😉

Creo que hay muchos puntos más, pero esperaré a los 27 o a las jugosas opiniones de mis amigas.

 

Conocé mi nuevo blog de viajes: https://amarviajarblog.wordpress.com/ 

7 comentarios

Miradas en el bondi

El lunes pasado mi viaje en colectivo de la oficina a la psicóloga fue más que interesante.

Estaba viajando parada y de repente se liberó un asiento al lado de una chica que estaba hablando con su amiga, sentada detrás de ella. Mientras chequeaba mi celular, empecé a prestar atención a la situación, que era más o menos así…

Resulta que la chica de al lado mío había estado intercambiando miradas con un chico que estaba sentado en la otra punta del colectivo, en uno de esos asientos al revés. Luego de algunos ‘ojitos’, decidieron ‘encontrarse’ por Bluetooth (sí, ¡Bluetooth!).

Pero eso no fue suficiente y la historia avanzó. Esto es lo que yo vi con mis propios ojos.

Ella sacó una lapicera y un papel y le empezó a hacer señas a él. Era difícil la comunicación visual a esta altura, porque en el colectivo había bastante gente. Mientras tanto, hablaba con su amiga, hasta que ésta llamó a un amigo en común para contarle, muy bajito, la situación que estaban viviendo.

Él vió el gesto con la lapicera y el papel y escribió su numero de teléfono en su celular,, que tenía una pantalla bastante grande. Alzó el teléfono en el aire y lo acercó lo más que pudo. La verdad es que se veía muy poco desde donde estábamos, pero después del tercer intento de anotar y llamar a números equivocados, ella logró anotar el número correcto.

Yo me preguntaba por qué él no resignaba viajar sentado para poder conversar con su nueva conquista. Pero bueno, supongo que es parte de la magia de la situación.

Entre risas, la amiga le contaba que ‘Cucho’ (o algo así), el amigo en común, se había reído mucho cuando le contó la situación. Mientras tanto, ella chateaba vía SMS con el misterioso muchacho del colectivo. La amiga juraba que él le había tirado besos voladores. No puedo dar fe de esto, ni tampoco la protagonista de la historia.

Después de chatear un rato, él le dijo donde bajaba y, ante la pregunta, ella le dijo que justo bajaba en la misma parada. En realdiad, ella se tenía que bajar 2 paradas después para ir al gimnasio, pero eso sólo lo sabían su amiga y ella (y yo, claro).
Me puse contenta porque yo tenía que bajar después, y entonces iba a presenciar toda la situación.

El chat seguía con histeriqueos del tipo ‘vos me hiciste señas primero’ y ‘tomas siempre esta línea?’, mientras crecían las especulaciones de la amiga sobre qué iba a hacer con el chico y si esto sería una gran historia de amor en puerta.

Unas cuadras antes de la parada, él se paró y se acercó a la puerta, que estaba justo delante nuestro. Después de algunas risitas, ella decidió pararse y se despidió de su amiga diciéndole ‘cómo te divertis conmigo, eh’. La verdad es que tanto su amiga como yo nos estábamos divirtiendo mucho.

Ella se acercó a él y se saludaron. Treintañeros ambos. Hablaron un poco. Bajaron juntos del colectivo y los vi caminando y conversando, hasta que doblamos y no los vi más.
Para mi fue como una historia de película, o del estilo Sex and The City, pero sin tanto glamour. Es el tipo de historias que hacen que uno pueda volver a creer en la magia…

, ,

Deja un comentario

Cómo conseguir trabajo de lo que estudias

En Argentina, a diferencia de otros países, no alcanza con tener un título universitario para conseguir trabajo. En las profesiones en las que el título no es habilitante, la experiencia lo es todo.

Algunos tips para conseguir trabajo de lo que estudias:

  • 1- Trabaja mientras estudias: si decidis no trabajar mientras estudias para recibirte antes, probablemente estés cometiendo un error. Cualquier empresa ante un candidato ‘A’ que va por su 6to año de carrera y aún no se recibe pero tiene experiencia laboral en el área, y un candidato ‘B’ que se recibió en 4 años sin ninguna experiencia, se quedará con el candidato ‘A’. La empresa prefiere dar días de estudio antes que gastar dinero y tiempo capacitando a un empleado.
  • 2- Empeza desde abajo: muy rara vez el primer trabajo es el ideal. Si tenes altas pretensiones de sueldo, puesto y demás pero aún no trabajaste en lo que estás estudiando, probablemente termines trabajando en algo que si bien no es lo tuyo, te de un buen sueldo. Claro que si te independizaste y necesitas cierto sueldo para llegar a fin de mes, no podes resignar el dinero. Por eso insisto en empezar a trabajar de lo tuyo mientras estudias, porque podes darte ese lujo.
  • 3- Hacé pasantías: las pasantías son muy buenas para adquirir conocimientos y experiencia, e incluso muchas veces pueden convertirse en un trabajo formal. Como el sueldo es bajo o nulo, son ideales para hacerlas al comienzo de la carrera.
  • 4- El trabajo profesional debe ser prioritario: estudiar es muy importante por las herramientas, conocimientos y contactos que brinda, pero uno se forma profesionalmente en el trabajo. Si tenes que trabajar de algo que no es lo tuyo para poder pagar la Universidad, entonces cambiate a una Universidad Pública y busca trabajo de lo tuyo. De hecho las Casas de Altos Estudios Nacionales suelen ser más prestigiosas y exigentes que las pagas. Por otro lado, nunca rechaces un trabajo profesional porque se acercan finales o tenes que cambiar el turno de cursada. La Universidad es una vía, no un fin. Si tenes que elegir entre irte de vacaciones o aceptar un buen trabajo, opta por la segunda opción. Siempre vas a poder irte de vacaciones, pero no siempre conseguirás un buen trabajo.
  • 5- Asistí a capacitaciones: por más que estudies, si querés ser un buen profesional no podes quedarte sólo con lo que te enseñan en la Universidad. Ir a seminarios y tomar cursos siempre es bueno para estar actualizado y conseguir buenos contactos profesionales.
  • 6- Especializate en un área: quizás la carrera que estudias tiene muchas áreas diferentes en las que podes especializarte. Si bien al principio quizás tengas que trabajar en más de una de ellas hasta decidir cuál te gusta más, es recomendable que a partir de cierto punto te especialices en algo y explotes tu conocimiento y profesionalización en eso. Sino terminaras sabiendo de todo un poco pero sin ser experto en nada.
  • 7- Estudia lo que te gusta, no lo que parece “más prometedor”: estudiar una carrera universitaria demanda un gran esfuerzo aún si a uno le gusta lo que estudia, pero si a uno no le gusta puede ser realmente pesado. Algunos estudian determinadas carreras por la promesa de salida laboral, pero la realidad es que todas las carreras tienen buena salida si te profecionalizas laboralmente desde temprano y te diferencias aunque sea en algo de la mayoría. Para trabajar en lo que no te gusta, mejor ahorrate todo el tema del estudio y listo, porque el título no nos hace mejores personas o trabajadores. Estudia lo que te gusta, lo que te da placer.
  • 8- Escribí un buen Curriculum Vitae y una buena Carta de Presentación: sobre esto escribí un post.
  • 9- Aprende a priorizar: cuando buscar un trabajo tenes varias pretensiones. Queres que quede cerca de tu casa, que el sueldo sea bueno, que el puesto sea el que queres, que la empresa sea importante, que tu equipo de trabajo dea el mejor, etc.. Sería ideal que consigas todo esto, pero es probable que te veas ante propuestas que no cumplen al 100% con el trabajo de tus sueños. Es importante que priorices qué es lo más importante para tu crecimiento profesional.
  • 10- Trabajo freelance: si tenes la posibilidad, animate a trabajar freelance en lo tuyo. Esto te dará buena experiencia, confianza y contactos.
  • 11- Jóvenes profesionales: muchas empresas internacionales tienen programas para estudiantes que están en el último tramo de la carrera. Los sueldos no son ideales, pero dan grandes posibilidades de hacer carrera dentro de la empresa. Es una buena alternativa para probar si es lo que estás buscando.
  • 12- Animate: el hecho de que un aviso diga que se requiere cierta edad, lugar de residencia o cantidad de materias aprobadas no debe frenarte a mandar tu CV si es que consideras que realmente aplicas para el puesto. Los selectores de recursos humanos priorizarán siempre la experiencia y aptitudes de los candidatos.
  • 13- La entrevista: cuando tengas una entrevista, causá una buena impresión. Vestite bien, no necesariamente de traje sino acorde con la empresa/puesto, llega puntual, sé natural, mantené una charla agradable y profesional.
  • ,

    Deja un comentario

    Las mujeres y las cajitas de Garotos

    Mucha gente dice que la vida es como una caja de bombones, porque tiene cosas buenas, malas, lindas, feas… En fin, un surtido interesante.

    Me puse a pensar que para muchas mujeres la vida es más bien una caja de Garotos.

    Un día viene alguien de Brasil y te regala una tradicional caja de Garotos. Entonces, día a día los empezás a devorar. Como hay muchos podes elegir, primero te comes los más ricos porque no sos ninguna boluda.

    Cuando se empiezan a acabar los ricos, los que siempre elegías primero, te preocupas un poco. Estabas acostumbrada a ellos y los extrañas. Es en ese momento cuando descubrís que hay otros Garotos que están buenísimos y vos nunca habías tenido en cuenta.

    ¡Qué bueno que se acabaron los Garotos ricos de siempre!, ahora tenés un mundo nuevo frente a tu boca.

    Seguís devorando tus nuevas adquisiciones a paso veloz hasta que, por atolondrada, un día pasa lo inevitable: en la cajita sólo quedan los Garotos feos. ¿Y ahora?

    Fuiste tal feliz con los Garotos de siempre y los nuevos ricos… Pero de cebada te los terminaste muy rápido.

    Te ves frente a una decisión difícil, pero tenes 2 opciones: te comes los Garotos feos o se los regalas a una amiga 🙂
    Al fin y al cabo, quizás a vos no te gusta el Garoto de crema de almendras pero a tu amiga le encanta.

    Consejo: por las dudas para esas noches vulnerables, siempre guardá en la heladera uno de los Garotos de siempre y uno de los nuevos ricos…

    Este post va dedicado a mi amiga Dani en su cumpleaños. Deseándole que elija los mejores Garotos de la cajita 🙂

    4 comentarios

    “Plan”, la palabra que me persigue

    Ayer en el programa Metro y Medio, los conductores (Sebastián Wainraich y Julieta Pink) establecieron casi sin quererlo una teoría interesante: “Las mujeres tienen un plan. Los hombres se quieren ir”.

    Me puse a pensar en esto y encontré muchos ejemplos en distintos ámbitos de la vida, tanto para mujeres como para hombres: la mujer que a los 6 meses de relación ya se ve casada y con hijos vs. el hombre que quiere irse de una reunión con los amigos de su pareja; la mujer que piensa en su futuro profesional vs. el hombre que se queda con la primera mejor opción; la mujer que piensa en qué ponerse para una fiesta vs. el hombre que se pone lo primero que encuentra; la mujer que se enamora y hace cualquier cosa vs. el hombre que huye de la fantasia en busca de la comodidad…

    Casualmente (o causalmente) hoy estaba hablando con un amigo sobre el futuro y me preguntó qué plan tenía, profesionalmente hablando. Tanto su plan como el mío concluían en un gran “se quieren ir”. Por lo que estábamos abarcando los dos lados de la teoría: “Tienen un plan. Se quieren ir”.

    Horas más tarde, una amiga me contaba un dilema personal y ante mis preguntas inquisidoras me confesó: “No tengo un plan”.

    ¿Cómo es que no tiene un plan?

    Yo creo que todos tenemos siempre un plan, porque es eso lo que nos hace dar un paso tras otro. Es ese ‘tener algo en la cabeza’ que funciona como un combustible vital.

    Yo no creo en el “Las mujeres tienen un plan. Los hombres se quieren ir”, creo en que todos cargamos con una mochila llena de planes inconclusos, imposibles, utópicos y alguno que otro realizable. Y es justamente por eso que a veces todos nos queremos ir muy muy lejos.

    1 comentario

    Acerca de las mujeres, los vestidos y los hombres

    Ayer mientras me bañaba estaba pensando en las mujeres que se quedan con su primer y único amor. Es un tema que siempre me llamó la atención.

    No es que tenga una obsesión por los ‘gomas’, pero sucede que en otros ámbitos el razonamiento femenino funciona muy diferente.

    Supongamos que una mujer tiene que comprarse un vestido es para una fiesta importante. Ella quiere verse fabulosa, especial, no quiere equivocarse ni que otra aparezca con un vestido similar al suyo. Y claro, ¿cómo va a estar segura de haber encontrado un vestido único si ni siquiera se probó otro para comparar?

    Cualquier chica, por más decidida que sea, no se compra el primer vestido que se prueba en el primer local al que entró. Siempre necesita probarse 2, por lo menos, para poder COMPARAR.

    Entonces, si las mujeres somos tan precavidas en la elección de un vestido, ¿por qué no siempre lo somos en la elección de una pareja?

    Ya se que antes las mujeres se casaban jóvenes y vírgenes con el mejor primer postor, pero también es cierto que en esa época habían re pocos modelos de vestidos…

    Si la muchacha no encuentra el vestido perfecto, ¡le pide uno prestado a una amiga!

    Creo que con los hombres es igual. No me refiero a que una vaya por la vida pidiendo hombres prestados, pero lo cierto es que ‘comprar’ si una no está muy segura es un gran error. Una no pierde dinero pero en cambio pierde tiempo, ganas, fuerzas, juventud, libertad…

    La cuestión es que en la elección de un vestido o un hombre el fin es siempre el mismo: estar espectacular.

    Moraleja: Mejor comparar a tiempo que intentar efectuar el cambio por disconformidad cuando la fecha límite ya caducó…

    9 comentarios

    Sólo somos un número (de DNI) II

    No es la primera vez que esto me pasa…

    Pero voy a poner otro ejemplo:

    Hay gente que se emociona cuando se encuentra con alguien que come la misma marca de queso crema:
    – ¿Vos compras Mendiocrin?, ¡yo también lo compro!. Y mi mejor amigo, mi prima segunda y mi viejo también… Pero mi mamá compra Gomez, que viste la consistencia…

    Siempre me resultó extraño pero igual un poco divertido, porque uno termina haciéndose el Lita de Lazari sacando conclusiones sobre los hábitos de compras y alimenticios de las personas.

    La cuestión es que si te emociona encontrarte con gente que compra el mismo queso crema que vos , si te pasa lo que me pasó hoy (y por segunda vez en 7 meses) estarías super entusiasmado.

    Estaba en la facultad y me pasan una hoja para completar asistencia: Apellido y nombre, DNI, firma. Cuando estoy completando, veo que el chico que escribió arriba mío tenía los primeros 5 números del DNI iguales al mío.

    Como esto ya me pasó, tuve la necesidad de contarle la extraña coincidencia: “Che, mira… te tengo que decir esto. Nuestros documentos tienen los primeros 5 números iguales… Te lo digo porque no es la primera vez que me pasa”. El chico miró la hoja asombrado confirmando mi hallazgo y a continuación me preguntó: “¿Cuando cumplis años?”. Le dije que cumplo el 4/7, el me dijo que cumple el 11/7 y luego acotó: “Hay como 200 números de diferencia, no?”.

    En ese momento me hice un poco la boluda y volví a prestar atención a lo que decía el profesor. No vaya a ser que este casi tocayo de documento piense que sólo por eso y coincidir en la misma Universidad somos almas gemelas…

    2 comentarios

    Acerca de la ‘gente goma’ III

    En dos días muchos gomas y no gomas celebrarán el día de los enamorados. Es un día que, particularmente a mí, me deprime un poco. El día de los enamorados es por excelencia el día del ‘goma’, que se siente en su salsa.

    Los enamorados suelen festejar cumplemes del día que se conocieron, del día que se dieron el primer beso, del día que se dijeron ‘te amo’ por primera vez, del día que empezaron a salir, del día en que vieron una película de Hugh Grant en el cine por primera vez…. Entonces por qué además tiene que haber un día X en el calendario para que sigan celebrando? Acaso no se dicen ‘te amo’ a diario?

    De repente mis amigas, que nunca pueden salir porque le tienen que pedir permiso a ‘Chuchu’, cuando se acerca el 14-2 me dicen: ‘Ah no… pero justo es el día de los enamorados!’

    ¡¿Cuál es la diferencia?! No me mientan, si todos los días es el día de ‘Chuchu’.

    Pero lo peor es el goma que cortó con ‘Chuchu’ recientemente y ve venir el día de los enamorados. Siente que se cae el mundo, que si ese día no está enamorado podría desaparecer de la Tierra que nadie lo notaría. ¡Es solo un día comercial, goma! ‘Chuchu’ te amaba todos los días (aunque ya ni piensa en vos).

    Otra cosa que me molesta del día de los enamorados son esos típicos regalos inservibles: peluches con forma de corazón; peluches que bailan y dicen ‘I love you’; 1789 sms que dicen ‘te amo’; una rosa por cada día que llevan juntos; pasacalles con declaraciones incómodas; una medalla con medio corazón para cada uno…

    Por suerte los no gomas pasan el día de los enamorados con más humanidad: salen a cenar o al cine y en algún momento recuerdan ‘che, hoy es el día de los enamorados’.

    Por mi parte, el domingo pienso encerrarme en mi casa para no tener que ver escenas gomosas por la calle.

    ¡Feliz día, gomas!

    Lee más:
    Acerca de la ‘gente goma’
    Acerca de la ‘gente goma’ II

    5 comentarios

    La Mudanza IX: la vecina

    El ascensor y las 2 posibles ruidosas vecinas de arriba

    Un día llego al edificio y veo una parejita esperando el ascensor. Nos subimos juntos y al preguntar a qué piso iban, me quedé dura cuando dijeron que se bajaban un piso más arriba que yo.

    “Puede ser ella”, pensé. Quizás estaba cara a cara con mi vecina ruidosa de arriba, pero no le pregunté en qué depto vive porque iba a quedar como una paranoica.

    Cuando bajé, esperé a que el ascensor suba y ellos bajen, con la ilusión de reconocer de qué puerta venía el ruido de las llaves. Pero no hubo caso… se ve que en eso no es tan ruidosa.

    Estoy segura que en el depto vive ella y él sólo la va a visitar de vez en cuando. Ella debe tener unos 28 años y para mi que trabaja nada más. Eso tendría sentido dado que hace ruido a toda hora, sobre todo de lunes a sábados a las 7am.

    Como a la semana, una noche llego y había una chica esperando a alguien en la entrada. Obviamente no le abrí porque no la conozco. Fui a tomar el ascensor y al instante se acerca esta chica con una amiga, que sí le abrió. La amiga es la que vive en el edificio… sí, justo un piso sobre el mío.

    Me sentí confundida. Esta chica encuadraba mucho más con la imagen que yo tenía de la ruidosa, pero eso no alcanzaba para sacar conjeturas. Usé la misma técnica que con la parejita, pero obtuve el mismo resultado… no pude distinguir de qué puerta venía el ruido de las llaves.

    La chica que vive en el edificio es rubia, de unos 24 años supongo. Además, parece ser soltera y creo que estudia y trabaja.

     

    Mi vecina de piso

    Como saben, hasta el post pasado nunca había visto a mi vecina de piso. Es muy extraño ya que pasaron 3 meses y sólo somos 2 deptos por piso.

    Un sábado a la tarde escuché que alguién tocó el timbre de mi depto, pero como no esperaba a nadie, no atendí.
    Al otro día llego al edificio y Guille me intercepta en la entrada. “Leila, tu vecina me dijo que tenés la luz del balcón encendida desde ayer”.

    Yo no me había dado cuenta, pero parece que mi vecina sí, y como estaba muy preocupada por lo que podía llegarme de luz, me quería avisar.

    Esto quedó en el pasado cuando el sábado pasado por la tarde (sí, siempre sábado por la tarde), estaba tomando una cerveza en el balcón con mi amiga que vive 4 pisos más arriba que yo. De repente, mi vecina salió a regar las plantas y la vi por primera vez. Y ella me vio tomando cerveza a las 16hs… La saludé con un gesto y sin poder contener la sonrisa, luego miré a mi amiga en complicidad, porque ella conoce mi situación.

    Acto seguido, a mi amiga se le cayó un vaso de cerveza en una de mis plantitas…

     

    Las plantitas

    La planta que fue regada por cerveza no logró sobrevivir… y con las otras uso la técnica de ‘no las riego porque está lloviendo mucho’. La cuestión es que las únicas sobrevivientes parecen ser las Alegrías, pero se ven tan solas que me dan ganas de, por lo menos, comprar unas reposeras.

     

    ¿Otra fábrica de burbujas?

    No sé que tema tendré ahora con cuestiones de plomería, pero hace semanas que escucho un ruido muy raro de cañerías entre el baño y la cocina. Pensé en volver a la ferretería con ‘el señor de la fábrica de burbujas’, pero esto ya me da un poco de verguenza.

    Como si esto fuera poco, el viernes a la noche estaba agotada de estudiar, sólo necesitaba un baño. Estaba lista para entrar a la ducha y el agua no se calentaba… pasaban largos segundos y no se calentaba. Fui a revisar el termotanque y había pasado lo que me temía: estaba apagado.

    ‘¿Qué hago?’, pensé. Llamé a mi papá pero me dijo que lo busque a Guille. No era una buena idea ir un viernes a las 22.30 a buscar a Guille en toallón, así que hablé con mi cuñado.

    La escena terminó así: yo agachada buscando el mechero con una vela blanca… y al ratito me bañé con agua caliente.

     

    Bonus track

    Luego de un día primaveral de trabajo sólo quería llegar a mi casa para salir al balcón. Pero la persiana no levantaba. Me puse a investigar y noté que una parte se había salido del riel. ¿Acaso esto es posible?’, pensé.

    No sabía qué hacer, pero tenía que levantarla. Agarré un cuchillo e hice unas ranuras en los extremos de la parte descarrilada hasta poder subir la persiana hasta cierto punto. Ahora no se puede subir ni bajar más, quedó ahí, a 1,55mts de altura.

     

    Lee toda La Mudanza:

    La Mudanza I
    La Mudanza II
    La Mudanza III
    – La Mudanza IV

    – La Mudanza V
    – La Mudanza VI
    – La Mudanza VII
    – La Mudanza VIII

    Deja un comentario